El opinaderoYo Campesino

A la Chingada

Miguel A. Rocha Valencia

 Bien dice el ganso dónde habrá de buscarlo la ley cuando termine su mandato, no hay de otra

Mientras las potencias latinoamericanas aíslan al machuchón de Macuspana en su intentona de aparecer como líder regional y queda en ridículo con sus declaraciones acerca del triunfo de las instituciones constitucionales en Perú, en México le aplicaron un nuevo revés a su intentona por ahogar al INE y al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Algunos piensan que el dique colocado por el propio líder de la Jucopo del Senado, Ricardo Monreal, es débil y sin definición, pero para otros, representa gran contrapeso político más allá de las estridencias de negativas totales a priori tanto para el Ejecutivo y sus secuaces, incluyendo los diputadetes de Morena que avalan por mayoría simple modificaciones administrativas y presupuestales.

En el fondo, el zacatecano se le puso, otra vez, de frente al profeta y eso es un signo de autonomía que no rebeldía de parte de un grupo parlamentario de su propio partido y aunque pasaran las modificaciones queda el hecho, se hará en los tiempos legislativos, previa consulta con todos los involucrados, así como el análisis de los alcances de los cambios. Ni siquiera habló de contenidos sino de procedimientos. No pasó “sin ver”.

Parece fácil, pero eso se llama esgrima política, ya que, además, Monreal Ávila manifestó que si hay cambios, no serán sin cambiarle por lo menos la puntuación, como lo hicieron el Diputados. Y tampoco se trata de una moneda de cambio, sino de estrategia incluso por si el líder de la mayoría en el Senado decide moverse por un camino diferente, pero antes no puede perder piso.

Por lo pronto el exgobernador contribuyó al enojo del patriarca que lleva varias semanas de mal en peor pues ya topó con pared en todos los frentes: en maíz aplaza su prohibición hasta 2025, en energía, la señora Buenrostro ya flexibilizó las atrabiliarias decisiones de su patrón frente a los reclamos estadunidenses y en lo internacional no da una, por el contrario, la puerta se le hace cada vez más chiquita en aliados donde sólo le quedan Cuba, Venezuela y los santeros de Nicaragua.

Los grandes como Brasil, Chile y Argentina ya vieron que el mesías mexicano tiene pies de barro, que miente, roba y traiciona, tan es así que ellos tienen un discurso contrario al del tlatoani olmeca, quien es tan enano como el hoy en desgracia expresidente de Perú, Pedro Castillo.

De plano, nadie le ve estatura de estadista, sino de un vulgar revoltoso aldeano con un gran poder que le da un país como México. O sea: aunque la mona se vista de seda, mona se queda, tal vez por eso confianza que, si la justicia va por él, ya saben dónde encontrarlo, en la Chingada ¿Dónde más? ¿Acaso iría a algún paraíso izquierdoso conde guarda su “ahorros”?

Porque hacia el norte, de plano ni buscarlo y aunque hubiera chance, la chachalaca tropical no se aclimataría ni estaría a gusto, hay niveles y seguramente le estará vedado el acceso a Estados Unidos, salvo que se para hospedarlo en alguna cárcel federal de lo cual pocos se asombrarían.

Europa ya está anciano, descuadraría. Bueno ni en Rusia donde Putin lo vería como un pañuelo desechable, no le sería útil, menos para los chinos que lo tienen como una fuente de negocios, especialmente en materia de transporte y comunicaciones, pero nada más. Bueno ni siquiera alcanza nivel de socio estratégico.

Imagínense que de repente enloqueciera (más de lo que afirma Muñoz Ledo) y se peleara el caudillo con Estados Unidos. Para empezar el flujo de remesas que por cerca de 60 mil millones de dólares que llegan a México desde la Unión Americana de parte de nuestros migrantes se vería emproblemado; eso traería consecuencias económicas y políticas para nuestro país y desde luego, el gobiernito cuatrotero.

Un cierre de fronteras baje temas arancelarios que incluyera los 40 mil millones de toneladas de granos alimenticios como maíz, trigo, arroz, oleaginosas y forrajeros nos pegaría en la comida, la inflación se iría al cielo y la hambruna sería terrible. Ni hablar de los fertilizantes y otros insumos agropecuarios.

Ni siquiera tocamos el tema de autopartes, chips y otros productos dependientes de maquiladoras trasnacionales que van más allá de la tradicional industria de la confección, las fibras naturales y sintéticas…

Tal vez por eso la maestra Raquel Buenrostro se atrevió a aflojar en materia de energía y aplazar la decisión de cerrar frontera al maíz forrajero. Momentos muy difíciles para la economía sobre todo con las pérdidas de caso 1.6 billones de pérdidas entre Pemex y CFE, el aumento en tres veces de la refinería de Dos Bocas que alcanza ya 18 mil millones de dólares y el truncado y encarecido proyecto del Tren Maya. Del AIFA ni qué decir, le van a financiar su propia aerolínea para que tenga aviones, aunque sea en los hangares.

 

Las ideas expresadas en las columnas, así como en otros artículos de opinión, no necesariamente corresponden a la línea editorial de Radar del Centro, y solo son responsabilidad del autor.

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba